CONFLUENŢE LITERARE

ISSN 2359-7593

CATALOG DE AUTORI

CĂUTARE ARTICOLE

Cautare Articole


ARHIVĂ EDIŢII

RETROSPECTIVA
SĂPTĂMÂNALĂ
DE PROZĂ


Acasa > Literatura > Fictiune >  





Cornelia Păun Heinzel: ` El cartero nunca más llama dos veces` o `Sueños...sueños...sueños...` Parte ii
 
 
 
Distribuie!
 
Distribuie!       Aboneaza-te!
Cornelia Păun Heinzel : "El cartero nunca más llama dos veces" o "Sueños...sueños...sueños..." Parte ll  
traducción : escritora Jero Crespi y Cornelia Păun Heinzel  
 
  
“La Cena” estaba a poca distancia. Entraron en el restaurante y subieron las escaleras. El camarero acudió rápidamente.  
  
- Tráiganos dos cervezas Tuborg – pidió Nicky.  
  
- Yo no bebo cerveza, no me gusta, es amarga –dijo la chica.  
  
- ¡Deja que te enseñe a beber cerveza! ¡Para todo hay un comienzo! – continúo él.  
  
El camarero trajo las cervezas y las sirvió en los vasos.  
  
- La cerveza no se bebe rápidamente, tampoco tan poco a poco como lo haces tú –dijo Nicky a Cristina. Una vez que te acostumbres a ella, dejara de ser amarga y la encontraras deliciosa –dijo Nicky.  
  
- No lo creo –dijo Cristina, mientras apenas estaba bebiendo tranquila de su copa.  
  
Nicky recordaba su infancia. Su madre lo envió con su padre en Sacele para vigilarlo y que no andará con mujeres. La casa de Sacele era un residuo de una ex amante del señor Oliva, que había muerto. Para evitar problemas con su hermano, dado que tenía la mitad de la casa, se la dio a su hijo mayor, Nicky. “ ¡Ve con tu padre, para que cuide de ti y no solo deba hacerlo yo! –decía la señora Oliva, enfadada”.  
  
La madre de Nicky era profesora de matemáticas y se sentía como si estuviera casi todo el tiempo en la escuela. Cuando tenía tiempo libre, ayudaba a los niños con las matemáticas, ganaba mucho dinero y soñaba, que con el dinero, que tenía, era para ir de viaje al extranjero y así visitar todo el mundo: Egipto, Grecia, incluso muchos otros países.  
  
Su padre, sin embargo, no tenía ninguna restricción si era con Nicky. El muchacho observó con curiosidad las orgías sexuales de su padre con las mujeres, que llevaba a la casa de Sacele. A pesar de que en esa época la gente era menos libertina y había pocas mujeres frívolas. Todas estaban obligadas a trabajar o si estaban en casa, debían ser mantenidas por sus esposos.  
  
Su madre estaba deprimida por las aventuras de su marido, además no sabía lo que estaba pasando con sus hijos. Pero ella soñaba con algunas chicas ricas y que fueran médicos, para sus hijos y para su cuidado en la vejez.  
  
De los cinco años de edad, desde cuando Nicky veía las escapadas amorosas de su padre y las escenas eróticas sin pudor, el sexo entro en la cabeza de Nicky para siempre. Estaba obsesionado con figuras, posiciones… ¿Qué haría yo ahora con Cristina? –pensó Nicky y le dijo:  
  
-Como aprendí a leer en la escuela, fui inmediatamente a visitar a mi vecino, el ginecólogo y le pedí que me dejara ver su biblioteca y leí algunos libros. El médico estaba encantado porque pensó que yo era un chico estudioso y me los dejo inmediatamente, porque él creía que yo quería libros con cuentas para mi edad. Pero yo subí inmediatamente en un taburete para llegar a la última estantería, donde el doctor había dispuesto su libros de perfil sobre su especialidad y elegí uno de anatomía, con imágenes en color para documentarme en el campo que me interesaba y así saber más acerca de lo que hacía mi padre con sus novias.  
  
Cristina miró asombrada a Nicky. Nadie nunca le había dicho eso.  
  
- Y pronto, tuve mi primera experiencia sexual práctica –continuo Nicky- una vecina, profesora de historia. Era una señora mayor, de mediana edad. Me tentó con una tarta de crema y fresas, ¡No pude resistirme a tal oferta! Y este fue el inicio de mi vida sexual. Ella era bastante fea, tenía la piel oscura, delgada y seca, como si tuviera solo piel en los huesos. Parecía como las mujeres mayores de Hawái. Y lo que ella me hizo se lo tenía que hacer a ella, al principio estaba un poco asqueado. ”`Voy a hacer lo que he aprendido –me dijo la mujer, cuando tu ya no puedas estar fuerte, en el poder, sin embargo vas a poder satisfacer a cualquier mujer” –dijo el joven.  
  
Cristina estaba asombrada porque no entendía nada, de lo que hizo Nicky con la mujer.  
  
-¿Cómo era tu vecina? –preguntó ella con curiosidad.  
  
- Mi vecina había tenido durante años un gran sueño, casarse. Como tenía cuarenta y cinco años y era bastante fea, no tuvo la oportunidad. La suerte se apareció cuando menos se la esperaba. Conoció un italiano, más viejo en una discoteca e inmediatamente le pidió que fuera su esposa. En pocos meses se caso y se fue a Italia.  
  
Nicky pensó de forma optimista. "No he perdido nada con la aventura con la mujer. Ni siquiera me gustaba, pero gané en experiencia, porque tuve pronto experiencias con ella y con otras vecinas más. Además se preguntaba :¿Por qué no tengo éxito con las chicas de mi edad si soy guapo, alto, de casi dos metros, pelo negro y rizado, agradable de cara e inteligente?".  
  
Cristina tenía empatía hacia él, como si hubiera leído sus pensamientos, ¿Por qué este hombre no utiliza su inteligencia para algo útil? Solo tiene los coches y el sexo en su cabeza, como si no hubiera otras cosas.  
  
- La mayor escapada –continuó contándole a Cristina -fue aquí en el restaurante “La Cena”. Conocí dos mujeres esteticistas e inmediatamente se fijaron en mí y no me pude resistir a la tentación. No pude rechazarlas, aunque yo no sabía lo que me esperaba. Esto fue lo más duro para mí, sin embargo. Las mujeres se divirtieron conmigo, se proponían afeitar todo mi cuerpo. Fue una experiencia nueva e inédita para mí –Nicky pensó entonces –mereció la pena, porque se completo una orgía sexual de los tres. Las mujeres estaban desinhibidas sexualmente y con una imaginación extraordinaria, exactamente a mi gusto. Entonces Nicky pensó- esto no se lo digas a Cristina.  
  
- ¿Quieres que vayamos a un video? –le dijo a Cristina-.  
  
Sus compañeros de Universidad, organizaban en sus propios hogares el ver películas especialmente de contenido sexual, dado que era la única forma de hacerlo en esta época.  
  
Repentinamente en el restaurante apareció Vali, el mejor amigo de Nicky.  
  
Vali era un muchacho serio. Cursaba primero ese año, pero a él le fascinaba la personalidad de Nicky, quizá porque era opuesto a él. Su pasión por los coches era la única cosa que tenían en común. Sus padres eran médicos y su padre dirigía un hospital.  
  
Vali era un hombre fuerte, con un bigote grueso y tupido. A los veinte años, era alto, gordo, peludo, con muchos rizos rebeldes y un bigote grueso. Parecía un hombre de cuarenta o cincuenta años. Parecía un pastor de Moldavia, con numerosas ovejas, con una piel de cordero en la espalda. Iba vestido de forma elegante, también tenía un Jeep “Aro“, entonces estaba considerado como uno de los coches más caros e incluso una motocicleta de lujo.  
  
- ¡Que chica hermosa! Si no te casas con ella, yo la quiero –dijo el joven.  
  
- No tienes ninguna posibilidad –respondió Nicky irritado, pensando que podía perder a Cristina. ¡Tómate una cerveza!  
  
- Quiero una familia con muchos niños sanos, no voy a poner en mi boca esa bebida, para no hacer niños discapacitados –dijo Vali. ¡Este es mi gran sueño! ¡Porque yo tengo suficiente dinero!  
  
“Sus padres son personas con dinero y pueden comprar lo que quieran“, pensó Nicky.  
  
El sueño de Nicky era de terminar la Universidad, porque le gustaban los coches y quería trabajar con los conductores y ser sus jefe. Le atraía fuertemente la vulgaridad de esos hombres, le gustaría comportarse como ellos, hablar como ellos… pero era tarde y tenía que ir a casa. Nicky beso rápidamente a Cristina, por protocolo, no para asustarla y ya estaría más con ella.  
  
Durante el camino pensó en Dorin, su hermano menor. Era exactamente lo contrario, pero este lo quería mucho y lo veía como un santo. Todo lo que hacía su hermano mayor le parecía genial. A menudo Nicky trataba de corromper a su hermano, pero no existía ninguna posibilidad.  
  
Físicamente era exactamente igual que su padre, pero débil, un chico lindo, educado y bueno, estudiante. En un viaje a Bucarest lo conquistó una estudiante de Moldavia, versada y más mayor que él, que estaba en el último año de la universidad y con una experiencia sexual rica. Tras su insistencia, trajo a Dorin a su casa de Brasov, para presentársela a su madre y a su hermano.  
  
Su madre, la señora Oliva, sirvió como a todos los huéspedes una taza de café donde poder ablandar una pequeña cucharada mojada, en el tarro con 50 gramos de crema, que le habían regalado y lo servía con grandilocuencia a sus visitantes durante todo el año.  
  
- Voy a servir café frappe y crema –dijo su madre con protocolo. “No es demasiado joven para encajar en mis sueños“ –pensó la mujer. “Es campesina. Yo quiero chicas adineradas para mis hijos. Pero como experiencia, Dorin es buena, incluso Nicky lo había dicho. Dorin tenía que comenzar su vida sexual“.  
  
Por la noche, Dorin durmió con la estudiante moldava. A la mañana siguiente, Nicky se alegro pensando que por fin se había estrenado. Le preguntó con curiosidad:  
  
-Bueno ¿Cómo fue? –preguntó Nicky.  
  
-¿Qué?- Dorin contesto suavemente.  
  
- ¿Cómo qué? ¿Cómo fue la chica? ¿Ella conoce bien el trabajo? dijo el hombre.  
  
- Nada, no hice nada – respondió el joven susurrando.  
  
- ¿Y tu no sientes la necesidad? No era mala la chica, era realmente bueno del todo, dijo el hermano.  
  
-No, no sentí nada –dijo Dorin.  
  
Nicky recordó cómo le gustaba Dorin, cuando el profesor de órganos, máquinas y mecanismos - que amaba a chicos jóvenes - le tocaba a él su parte inferior, mientras escuchaba en los exámenes, como saber que hacían prácticamente, con todos los estudiantes. Señor Bottomo tenía una esposa y niños, que le ofrecía una tapadera ideal. Le invitó Dorin a su casa para enseñarle, dado que Dorin dejó para la recuperación su disciplina. Y parece que se había preparado bien, ya que saco un diez en el examen.  
  
Dorin no sabía que esto le marcaría toda la vida, pero también se aseguraba el futuro, aunque fue uno de los últimos de la clase e incluso no soñó en llegar a profesor universitario.  
  
Al finalizar la Universidad, Nicky recibió un trabajo del gobierno – al igual que todos los graduados universitarios en la era socialista - como ingeniero en una fábrica, con el perfil de auto en Medias. No fue de los primeros, pero no había notas de la cola de jerarquía. No podía coger algo cercano a Brasov y con su especialización solo existían dos lugares en el condado y estos estaban ocupados por el primero de la clase, el hijo del rector de la Universidad.  
  
El joven llegó a Medias el 1 de octubre. Había retrasado un mes el comienzo del trabajo, porque no lograba despertar por la mañana para ir en tren. Nicky hablaría con un amigo de Medias, Manuel, para resolver el problema de la vivienda.  
  
- En Medias te conozco a ti, ¿Conoces a alguien que podría llevarme a casa?  
  
- Una conocida mía se casó con un oficial. Ella tiene un niño pequeño, pero el oficial fue adscrito a otra ciudad. La esposa tiene una casa en Medias. Porque el oficial recibió una habitación gratis en el bloque de los oficiales y como ella lo tiene libre, lo puede alquilar.  
  
La mujer lo estudió con cuidado. Era enorme, con una nariz como una trompa de elefante.Su sueño siempre había sido tener un bebe. Ella tenía un buen servicio con la contabilidad y una casa grande y bonita en Medias. Una aventura con un hermoso oficial tuvo como resultado lo que ella quería, se quedó embarazada. Se tuvo que casar con ella, para no dar explicaciones a sus superiores. Pero después del matrimonio y el nacimiento del niño, el oficial se traslado a otra ciudad. Su hogar lo recibió de forma gratuita por parte del ejército y podía permanecer allí de forma libre. La mujer si quería podía usarlo.  
  
Nicky se presento al día siguiente a la fábrica “Automecánica”, donde se le había asignado. El jefe del departamento era un hombre atractivo, alto, delgado, de facciones regulares. Una vez que completó toda la documentación, lo mando al médico de la empresa.  
  
Nicky abrió la puerta y vio con asombro una mujer rubia, de mediana edad y muy bonita. Pensó de inmediato en coquetear con ella. La mujer lo rechazó de inmediato molesta y lo envió urgentemente a hacer un control psicológico.  
  
Al día siguiente Nicky se entera con la sorpresa que la fascinante mujer médico era la esposa de su jefe y que ella le contó el hecho acaecido con el joven aprendiz de ingeniero. Como resultado, el jefe se decidió enviarlo en una delegación durante varios meses cerca de su casa en Brasov, a la fábrica “La Bandera Roja” .  
  
Referinţă Bibliografică:
Cornelia Păun Heinzel: ` El cartero nunca más llama dos veces` o `Sueños...sueños...sueños...` Parte ii / Cornelia Păun : Confluenţe Literare, ISSN 2359-7593, Ediţia nr. 2777, Anul VIII, 08 august 2018.

Drepturi de Autor: Copyright © 2018 Cornelia Păun : Toate Drepturile Rezervate.
Utilizarea integrală sau parţială a articolului publicat este permisă numai cu acordul autorului.

Abonare la articolele scrise de Cornelia Păun
Like-urile, distribuirile și comentariile tale pe Facebook, Linkedin, Pinterest și Disqus se consideră gesturi prin care susții autorii îndrăgiți și promovezi creațiile valoroase din cuprinsul revistei. Îți mulțumim anticipat pentru această importantă contribuție la dezvoltarea publicației. Dacă doreşti să ne semnalezi anumite comentarii, te rugăm să ne scrii pe adresa de e-mail confluente.org@gmail.com.
RECOMANDĂRI EDITORIALE

Publicaţia Confluenţe Literare se bazează pe contribuţia prin postare directă a lucrărilor multor autori talentaţi din toate părţile lumii.

Sistemul de publicare este prin intermediul conturilor de autor, emise ca urmare a unei evaluări în urma trimiterii unui profil de autor împreună cu mai multe materiale de referinţă sau primirii unei recomandări din partea unui autor existent. Este obligatorie prezentarea identității solicitantului, chiar și în cazul publicării sub pseudonim. Conturile inactive pe o durată mai mare de un an vor fi suspendate, dar vor putea fi din nou activate la cerere.

Responsabilitatea asupra conţinutului articolelor aparţine în întregime autorilor, punctele de vedere sau opiniile expuse nefiind sub responsabilitatea administrației publicației. Răspunderea juridică asupra conținutului articolelor, inclusiv copyright-ul, aparține exclusiv autorului.

Sistemul de publicare fiind automat, administrația publicației nu este implicată în promovarea vreunui autor sau a scrierilor acestuia și nici în asumarea răspunderii editoriale sau de conținut. Dacă apar probleme de natură rasială, etnică sau copyright, vă rugăm să ni le semnalaţi pentru remediere prin ștergere la adresa de corespondenţă mai jos menţionată.

Articolele care vor fi contestate justificat prin e-mail vor fi retrase de pe site, mergându-se până la eliminarea completă a autorului care a încălcat principiile de copyright sau de non-discriminare.


E-mail: confluente.org@gmail.com

Fondatori: George Roca și Octavian Lupu

Consultaţi Catalogul autorilor pentru o listă completă a autorilor.


 
DECLARAŢIE DE CONFORMITATE CU GDPR

DECLAR CĂ SUNT DE ACORD!

ABONARE LA EDIŢIA
ZILNICĂ


ABONARE LA EDIŢIA
SĂPTĂMÂNALĂ
DE AUTOR



FLUX ARTICOLE DE AUTOR

RETROSPECTIVA
SĂPTĂMÂNALĂ
DE POEZIE
 
VALIDARE DE PAGINĂ
 
Valid HTML 4.01 Transitional
 
CSS valid!